Noticias

Lo que pasó en el CNU

*Artículo de Opinión de Néstor Viloria, rector de la Unearte, sobre la designación del vicerrector académico de la USB

Antes de la aprobación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), año 2009, en las Universidades que han alcanzado el nivel de autonomía para la elección de sus autoridades, como es el caso de la USB, UCV, entre otras; la relación de votos entre los miembros de la comunidad universitaria dejaba en condición de minusvalía a los estudiantes frente a los profesores, y en condición de exclusión total a trabajadores administrativos y obreros.

El artículo 34, numeral 3, de la LOE reza que uno de los aspectos mediante los cuales se ejercerá la autonomía es por medio de la función de “Elegir y nombrar sus autoridades con base en la democracia participativa, protagónica y de mando revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos y de los y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativos, personal obrero y los egresados y las egresadas de acuerdo al Reglamento. Se elegirá un consejo contralor conformado por los y las integrantes de la comunidad universitaria”.

Una vez aprobada la LOE todas estas universidades debían modificar sus reglamentos electorales, en función de la normativa vigente, y llamar a elecciones para que sus comunidades, participativa y protagónicamente, eligieran a sus autoridades, pero no ocurrió así.

La Élite académica, prepotente y clasista, se negó rotundamente a reconocer la LOE y llamó a elecciones con sus viejos reglamentos, procesos que fueron todos impugnados ante el TSJ. En consecuencia fueron todos suspendidos, instruyéndose a las Universidades que debían reformar sus reglamentos, en función de la LOE, y una vez reformados llamar a elecciones en un plazo no mayor a treinta días.

Las autoridades de estas universidades y sus comunidades, deben asumir la responsabilidad, en sus respectivas medidas,que este logró revolucionario y chavista de nuestra legislación, siga siendo un reto, aún por alcanzar, para las y los universitarios. Las autoridades, por negarse a reconocer la LOE y el mandato de TSJ y las comunidades, reconociendo sus esfuerzos, por no haber logrado el cambio político en sus universidades.

Es lamentable que se señale, en una actitud de falsa moral democrática, que el Gobierno impone autoridades a las universidades cuando la historia deja claro que si hay una clase opresora, excluyente y antidemocrática es esa élite que hoy se mantiene como autoridades en estas universidades, en un claro desacato al ordenamiento jurídico nacional. Estas autoridades son engañadores de oficio que se han impuesto a unas comunidades bobas que les creen sus mentiras como auténticos borregos.

Como auténticos borregos recibieron de sus flamantes autoridades el fraude que inventaron en septiembre de 2015 referido como un “no llamado a clases”, un si pero no, con el que mantuvieron paradas sus universidades hasta enero del 2016, momentos en el que se pudieron ver, a través de las redes sociales, vergonzosos mensajes de profesores de estas universidades que mostraban fotos desde playas y demás lugares de recreación en pleno período académico. Cabe destacar que nunca dejaron de percibir sus respectivos sueldos y salarios, así como tampoco, las universidades dejaron de recibir sus presupuestos para comedores y demás recursos, es decir, el “Gobierno Dictador” nunca les falló en el envío de sus recursos.

Esos mismos engañadores de oficio son los que tienen a sus comunidades sin clases desde abril de este año haciendo perder a miles de jóvenes sus lapsos académicos, eso sí, los profesores están cobrando y las universidades también siguen recibiendo sus presupuestos.

Pero Galeano lo dijo… “El mundo al revés”, las empresas de comunicación y sus laboratorios de contenido, con todo su aparataje y todos sus dólares se encargan de arreglar todo, aquí el culpable de todo es Maduro …Yo, que soy universitario, no tengo la culpa, ni la responsabilidad de nada…yo estoy a la moda.

Ayer se llevó a cabo en el CNU la designación del Dr Luis Holder Pérez como Vicerrector Académico de la Universidad Simón Bolívar en presencia del Rector de esa casa de estudio Dr. Enrique Planchart, quien ejerció su derecho de palabra y su derecho a voto. Su presencia demuestra que el proceso se cumplió en los extremos de ley. Lamentablemente se retiró antes de culminar la sesión. Esperemos que no sufra de pérdida de la memoria, como ha ocurrido a otros altos funcionarios, y que reconozca las decisiones tomadas en el CNU de hoy en todo momento.